pienso

Via ggggbook.tumblr.com

El mundo de las redes sociales, de las blogueras, de los likes, los seguidores, las K, las visitas… me ha abierto los ojos de muchas cosas que no me gustan.

En Petite Mafalda no soy nadie, o por lo menos nadie con una opinión personal en la mayoría de las cosas que no tengan que ver con el mundo bodas, y me gusta que sea así, porque no quiero condicionar, ni limitar, ni hacer sentir mal. Pero en mi perfil personal es otra cosa muy diferente, o al menos así lo veo yo. Perdónenme si me equivoco.

Me agota ver gente a la que hemos intentado contactar hace años y no nos han dado ni los buenos días, y ahora quieren estar muy cerquita. Gente que te pide cosas, porque si, para sacarlas en su blog como si eso tuviera que ser suficiente para que hagas el esfuerzo de regalárselo. Porque es un esfuerzo, es mi pan de cada día. Que no digo yo que no haya blogs muy mediáticos e interesantes, pero nunca ha sido nuestra filosofía, y nunca lo será.

No soporto el spam en instagram, pero ni el malo ni el bueno. Ese de follow for follow es el malo malisimo, que hasta denunciamos, pero, y siento si hago daño a alguien, tampoco me gusta la gente que intenta promocionar su trabajo en nuestro perfil. No me parece jugar limpio, porque es ensuciar la pagina de otra persona, así lo veo yo. Si yo quiero hacerle llegar algo a alguien, a una persona o a una marca, le mando un mail, le pido su dirección o le escribo para plantear una posible colaboración por si le interesa, pero desde luego no le lleno el instagram de mensajes de: “pásate por mi pagina, hago cosas con mucho cariño”. Lo siento. Seré dura, pero no me gusta. Todos hemos tenido 1 seguidor, 100 y 200, y cada uno llega a donde llega trabajando, pero desde luego no intentando aprovecharse del trabajo de otros.

Me duelen las copias, las imitaciones, la falta de originalidad. Pero también la que grita a los 4 vientos que lo es, que es original, y luego veo cosas que me suenan, y demasiado. Nos ha pasado con el lema de vivir despeinada. No es nuestro, es de Quino, nunca lo hemos ocultado, pero debemos nuestro nombre a eso, y aunque  cada uno puede hacer y decir lo que quiera, ver el concepto de novia despeinada, así, relacionándolo con el mundo de las bodas, me molesta. No lo voy a negar.

No se si el hecho de que la cuesta de enero en el mundo emprendedor esta todo el año, que conseguir las cosas cuesta tanto como alegría da disfrutarlas, o que tengo la sensibilidad a flor de piel últimamente, pero como me decía alguien que ya tiene mucho mucho éxito en este mundo nuevo, el dolor por estas cosas feas siempre esta ahí, pero con el tiempo, aprendes a vivir con ellas.

Me leo y parece que estoy enfadada con el mundo. Nada más lejos de la realidad, y menos hoy que me voy unos días de vacaciones con mi family, pero es que estas cosas es mejor soltaras, dicen que sienta bien. Ya os contaré ;)

Que tengáis una semana santa genial,

besotes

Lara

  1. Ya lo has soltado, así que ahora a relajarte y disfrutar de la family estos días. Yo también me voy. ;)

    De todas formas, que sepas que te entiendo perfectamente. No tiene del todo que ver con lo que dices tú, pero cuando trabajas como CM te das cuenta del odio que siente la gente porque sí, sin motivo aparente, a todos aquellos que estamos, de una forma u otra, cara al público. Las cosas buenas no las dicen nunca o casi nunca, ¡pero ay de aquel que cometa algún fallo! A mí me duele mucho, pero aprendes a vivir con ello.

    Un abrazo fuerte, Lara, y descansa!

  2. Ánimo Lara! Comparto todo lo que dices pero piensa que tu eres única y los que te imitan y copian no lo son. Yo siempre os he admirado a los emprendedores (quizás porque yo también quiero y no me lanzo) así que siéntete orgullosa de lo que haces cada día tanto si sale bien como si no). Felices vacaciones :)

    Marta

  3. Se suele decir mas vale una vez colorada que ciento amarilla y ya lo has dicho, las verdades no tienen que ofender solamente ….hacer pensar, a mi me encantan vuestras cosas y también pienso, gracias.

  4. Totalmente de acuerdo. Acabo de empezar a emprender pero ya antes de ello me molestaba y lo que me producía era rechazo. Vamos, que conmigo consiguen el efecto contrario. Lo que sí me pasa ahora como reciente emprendedora es que a veces hasta me da miedo decir cuando algo me gusta, por miedo a una mala interpretación. A pesar de ello lo hago, como me gustaría que un compañero lo hiciera. Porque así lo veo yo, como compañeros, no rivales. Enhorabuena por tu éxito fruto de vuestra buen gusto, buen hacer, pasión y trabajo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>