Hace siglos que no tengo en mi armario una camisa de rayas. Creo que las exploté demasiado durante mi juventud, con los náuticos de cordones enrrollados ( que tiempos aquellos…) y les cogí un poco de tirria. No me ocurre lo mismo con las camisetas, las marineras de rayas azules de toda la vida. Me apasionan y tengo varias. Me gustan para estar en casa o para cualquier día en el que no te arreglas demasiado, siempre sientan bien.
Si volviera a comprarme una camisa de rayas, que lo haré, sin duda alguna me gustaría que tuviera un aire renovado, con un corte diferente y un colorido especial. Con camisas así, ¡larga vida a las rayas!
De hecho me encantaría que esta camisa tuviera un espacio privilegiado en mi armario, si supiera quién la firma…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>