Cuando a Johnny Cash le preguntaron por su definición de paraíso en una entrevista contestó: 
“Esta mañana, con ella, tomando café”
this morning, with her, having coffee

“Lara, hace tiempo que me harte de ver sufrir a quien quiero. Esto del amor y las relaciones es como el desarrollo de los bebes. Nos hartamos de tener miedo porque el niño no habla, porque no se pone de pié y solo gatea. Porque el niño no come fruta.

Hasta la fecha, millones de niños en España crecen sin comer fruta y estan sanos aun a base de merendar nocilla y tigretones, todos hablan perfectamente. Incluso “whatsuppean” y por supuesto, son capaces de andar, de correr, y hasta de hacer triathlones.

Se tarda mas o menos, pero la vida tiene un proceso lógico que nunca se detiene. Se acelera o se ralentiza. Nada más.

Obsesionarse con que no vas a conseguir algo que tiene todo el mundo (no conozco a nadie que no quiera a nadie) es conducir con un freno de mano puesto pero, aún así, con el coche en movimiento. Quemas el motor y la rueda, pero avanza. Y tu no eres distinta. Te moverás, pero cuanto menos pienses en lo despacio que vas, más pronto llegarás.

Soy tu tio y te quiero. Quiero que sonrías y seas capaz de aplicar todo eso tan bonito que escribes en tus cafés con la vida.”

Le debía a uno de mis tíos favoritos un gracias con mayusculas por quererme tanto a pesar de conocerme hace apenas 5 años. Este mensaje me lo envío hace un tiempo, cuando hablando de miedos el único que a mi me paralizaba era no saber volver a querer. Pánico es poco. Yo soy sufridora por naturaleza, un poco drama queen, y me afectan hasta las películas de antena 3. Si veo a mi sobrina llorando porque no quiere ir al colé, sufro. Tengo que hacerme ver esto… porque al final, todo es un sin vivir!

Te haces a la persona con la que compartes todo, a lo bueno y a lo malo, lo aceptas, lo quieres, lo sientes,lo haces tuyo, lo sufres y lo disfrutas. Después de eso, si se acaba, tu no eres la misma persona que antes de, eres quien eres gracias a lo que habéis compartido. Tus decisiones, tus fortalezas, tus experiencias… forman parte de esa etapa que ya forma parte del libro de tu vida. Y de verdad te preguntas, cuando te miras al espejo, ¿que hago ahora contigo querida? ¿Que quieres?¿Que necesitas? ¿Que buscas? Y todo eso tiene un trabajo de fondo incalculable, en tiempo, y sobre todo en valor.

Tenia esto guardado porque sabia que el momento perfecto llegaría, y el otro día leyendo el post de Marina enseguida lo relacione. Ya sabéis que yo soy de relacionar cosas que no tienen sentido aparente, pero mucho de repente.

Lo decía hoy en instagram… la vida esta llena de cafés. Claritos, con mucha leche, cuando las cosas vienen rodadas o sabes que “esa decisión” es la única opción; algo más oscuros en los momentos en los que las cosas están un poco más tensas, o tenemos que hacer uso de nuestras mejores armas para no morir en el intento.

Fríos cuando el corazón esta el calma y caliente cuando las cosas duelen y si esperas un poquito, si no tienes prisa, en seguida estará templado, y si tu quieres, hasta frío, pero eso ya depende de ti. No vayas a pedir que te pongan un poco más de leche fría, perderá su sabor, y tu paciencia no habrá servido para nada.

Solo cuando necesitas quererte un poco más a ti sin nada que te condicione, y con leche cuando tu lado mas social llama a la puerta. En mi caso, tengo que tomarme muchos cafés solos, a ver si le cojo el gustillo, porque lo mío es estar con gente, siempre y para todo. Mi padre dice que el también es así, y a mi el me encanta.

No sabe igual el café a las 8 de la mañana que a las 5 de la tarde. Con ella o sin ella, con el o sin el. Un lunes o un viernes, un miércoles o un domingo. De vacaciones o en septiembre, en navidad o en verano. No sabe igual en casa que fuera, en el bar de moda que en el bar de la esquina. En taza de zara home o vaso de ikea (y lo sabes).

Hablando de Johnny Cash, esta es la carta que le escribió a su mujer el día de su cumpleaños, y que me tiene fascinada:

“Happy Birthday Princess. We get old and get used to each other. We think alike. We read each other’s minds. We know what the other wants without asking. Sometime we irritate each other a bit. Maybe sometimes take each other for granted.

But once in a while, like today, I meditate on it and realize how lucky I am to share my life with the greatest woman I ever met. You still fascinate me and inspire me. You influence me for the better. You’re the object of my desire, the first Earthly reason for my existence. I love you very much.”

Me quedo con ” you influence me for me better”. Me, querer.

A veces me encantaria saber que cafe me voy a tomar mañana, o pasado, o en 3 años. Con quien, cuando, donde y como me sentará… pero como eso es absolutamente imposible, y sobre cafés, no hay nada escrito (así, por la cara) me quedo con el de hoy, y mañana… mañana, ¡ya veremos!

Y recuerda, que siempre hay alguien para quien su mejor momento sea esta mañana, contigo, tomando café. No lo busques, encuéntralo.

  1. Los cafés solos cuesta mucho tomártelos cuando de normal lo solías tomar con leche, así que coges la pequeña taza de cafe solo y te lo tomas “de chupito”, de un trago, con los ojos cerrados y sin disfrutar de ese sabor intenso e interesante que tiene…poco a poco el cafe solo te lo pides porque te apetece, lo disfrutas desde el principio hasta el final, e incluso lo acompañas con un trozo de chocolate puro porque si, porque una se merece todo lo que se proponga dar a si misma. Cada vez me gusta más la frase “porque si, porque yo me lo merezco”. Que cosas las de la vida…digo, las del café…

    Te sigo, te leo y estoy.

    Besos!!!

  2. Soledad Camps says:

    Ay, Lara, yo también soy de “sufrimiento fácil”.
    Cuando voy por la calle y veo gente necesitada, cuando veo un perrete abandonado…sufro y sufro de corazón y con el corazón.
    A veces me gustaría ser como esta gente a la que le importa tres pepinos el prójimo.
    Las noticias intento no verlas.
    También me agobio mucho pensando en cómo será el futuro, dices que mañana ya se verá y tienes toda la razón. Agobiándome por el futuro incierto no disfruto del presente.
    No suelo tomar café pero una Coca-Cola, me tomaría contigo de mil amores.
    ;-)

  3. El primer café con hielo que huele a verano… El primero bien calentito con la manta y lloviendo fuera que anticipa el otoño…
    El café-chutedeenergía de las 8 de la mañana, los cafés a media mañana que significan “break” en la jornada, los de las 6 de la tarde en cafeterías preciosas con olor a bizcocho recién hecho y buena compañía…
    Un café y dos croissants recién hechos un domingo por la mañana “slow” en la cama…

    Son algunos de mis cafés con la vida, de los mejores momentos de cada día. Y no porque el café sea lo mejor, lo mejor es que decido acompañar con cafés esos ratos únicos.

    Me manifiesto, y te digo que ojalá la vida nos siga regalando su olor a café:)

  4. Marta Pascual says:

    Lara!! Yo me enteré este año (a mis 30) que soy una PAS! Persona altamente sensible. Es decir, de las que llora con un anuncio en Navidad, y las que salta en el sofá un martes porque ha despejado y hace sol y no se me ha quemado la tostada :)

    Míralo, creo que eres una PAS en toda regla ;)

    un besote!!

  5. me encanta lo que escribes , eres super divertida escribiendo y asi da gusto leerte.
    yo no soy de cafes pero me tomaria infusiones o refrescos contigo, jjejeej

    un saludo

  6. Karina Campos says:

    Lara,

    desde hace tiempo que te encontré y me fascina leerte… Me siento tan identificada con ese “reencuentro con una misma” y siempre logro quedarme con un no se qué de emoción al terminar de leer. Una luz, esperanza, ganas de seguir viviendo esta hermosa vida.

    Hace unos meses terminé con mi novio, un español que me robó el corazón, la ilusión, todo. (Soy mexicana). Me dio un vuelco la vida entera y toda mi razón. Hoy me doy cuenta de lo bonito que fue mientras duró y aunque la vida me quitara de esa situación a muy, pero muy duras penas, al final fue lo mejor. Soy más mía, mis sonrisas vuelven a pertenecerme, y aunque lleve dentro un gran dolor, vuelvo a ser YO.

    Gracias a él pude conocerte (me enamoré de esa forma tan bonita de ser de las mujeres españolas y como todo lo que escriben suena a puro amor, ¡al menos es lo que tú me transmites!) y hoy por hoy, aunque sienta un pinchazo momentáneo en el corazón cuando subes alguna foto de Valladolid en Instagram, me lleno de emoción al recordar ese maravilloso sabor de haber estado ahí, de haber paseado por esas calles y recuerdo con tanto cariño a la hermosa gente. Gracias a ti, porque al leerte, siento que voy de la mano con alguien en este dolor.

    Todo pasa por algo en esta vida, y la vida, gracias a Dios me ha regalado tu blog.

    Sin conocerte, te envío un abrazo fuerte, de esos que te tumbarían al suelo de tanto cariño y emoción.

    ¡Gracias infinitas, Lara!

    Que tu camino vaya siempre lleno de luz y amor.

  7. Belu Solimano says:

    Cafes con la vida, con mucha azúcar para los ratos difíciles, con edulcorante para quién se preocupa, con espuma para ablandar dolores. Frío, caliente, a la mañana, tarde o noche. Acompañada o sola. De sobre mesa o como plato principal. Con crema o con licor para los días picantes. De Brasil, Colombia o África.
    Así como un día de casualidad llegue a leerte, y de repente me llené de personas de chocolate y cafes con la vida.
    Te mando un saludo grande desde Buenos Aires y un brindis de café porteño!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>