Recuerdo una época en la que pintarme las uñas me parecía de señora mayor. De ahí, salte al “solo granate, o en verano un poquito rojo que estoy más morena y puedo permitírmelo” reconozco que me salte la fase de todo color vale, y la de la manicura francesa que con todos mis respetos al país que adoro, a mi, personalmente, nunca me gustó.

Desde hace más o menos un año y medio me he pasado al azul marino. Las he pasado canutas cuando iba a pintármelas (yo sola lo hago fatal y no me dura ni dos días) porque muchas veces acababa con un azul eléctrico o con un morado fuerte pero tras varias meteduras de pata seguidas de algodoncito en casa porque no me gustaba el color volví a encontrar el que un día, de casualidad, me había flipado.

Me lo pregunta mucha gente en instragram y solo sabía decir que era de opi, y que lo usaban en el sitio donde me pintaba las uñas cada día pero tenían el nombre tapado hasta el punto que llegue a sospechar si realmente era opi o lo rellenaban pero hoy, conmigo, han estrenado nuevo botecito así que en un momento que estaban desprevenidas ( no les gusta nada que mires los nombres, números ni nada) lo vi.

22ab9336313fc0496275f65f744413d5

El pintauñas en cuestión se llama “Incógnito in sausalito” por lo que encima el nombre no me puede gustar mas. Mucha gente dice que es negro, pero en realidad es azul marino muy muy oscuro.

Pues nada, ya sabéis! a ver cuanto me dura la obsesión por este, este y solo este.

¡un besito!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>