“Un 40% de tu felicidad depende de ti”

Reconozco que soy bastante quejica. Mi barriga es mi punto débil, me duele constantemente y después de muchísimas pruebas lo único que tengo es un “estomago que no trabaja bien”, me gustan mucho los mimos y me encanta hacerme de rogar para conseguirlos. En el trabajo pasa un poco igual. Adoro lo que hago, pero como cualquier otro trabajo es duro, a veces cuesta, a veces no apetece, a veces hay disgustos, miedos constantes y una estabilidad económica que cambian más que yo de canal un viernes por la noche cuando me quedo en casa.

Esa es quizá una de las cosas más duras de tener tu propia empresa, pero yo no puedo decir que no lo sabia. Desde siempre he visto a mi padre con el ordenador los fines de semana, llamando a la fábrica cuando está de vacaciones o preocupado por contratiempos de la empresa, problemas personales de algún trabajador… En mi escala, pasa un poco lo mismo.

No tenemos trabajadores, no manejamos grandes cifras de dinero, pero soy incapaz de desconectar los viernes a las 3. Recuerdo cuando estaba en inditex, lo difíciles que eran algunos días, la de horas que pasábamos apagando fuegos pero yo los findes me iba a Madrid, desconectaba y era feliz. Ahora soy igual o más feliz, pero no desconecto.

Todo esto se engloba dentro de la máxima absoluta de que adoro lo que hago y no hay ningún otro sitio en el mundo en el que me gustaría estar.

¿Y porqué cuento esto? Pues no se si tiene mucho que ver, pero acabo de sentarme en el sofá, estoy agotada y dandole vueltas a intentar encontrar la manera de desconectar por ratitos, dejar al lado proyectos que ahora mismo son imposibles, o pedirle a los reyes magos un poco de tiempo en otro planeta o cuerpo donde no sepa ni como me llamo…. me he acordado de un documental que vi la semana pasada y me flipo. Happy. Con ese nombre, no podía ser malo. (Ya sabéis que yo soy de las que compra los libros por la portada)

Tengo que volver a verlo porque solo estaba en inglés y aunque lo entiendo bastante bien entre que veo las imágenes, traduzco lo que dicen y apunto algunas cosas, se me puede haber escapado un 70% sin duda alguna pero aun así, creo que lo más importante ¡lo pillé!

Lo que más me impactó fue (según, ojo, los que han hecho el documental) que el 50% de lo felices que somos nace con nosotros, un 10% viene del exito profesional y social y un 40% de lo que cada uno hace a lo largo de su vida por ser feliz.

Es decir, desde el momento en el que naces ya eres o cero feliz, o un 50% feliz. De ahí que haya niños mas sonrientes (supongo claro, es que me ha parecido un dato muy heavy). Los otros porcentajes me los creo más, porque al final, cuando uno es más feliz es cuando hace cosas que quiere y las disfruta.

Para que nadie se desanime con esto de que igual naces con un 0% de felicidad, también cuenta la vocecita del documental que cree que se puede elegir ser feliz, y que la elección ocurre cuando suceden cosas en la vida. Es decir, vives, abres los ojos, ves las cosas que pasan, las tomas, las dejas… te acercas a lo que crees que te aporta, te alejas, aunque te duela en el alma, de lo que crees que te resta…

Decía que las metas en la vida son de dos tipos, extrínsecas e intrínsecas; las primeras son el dinero, la imagen y el estatus y las segundas, las que molan, el crecimiento personal, las relaciones y el sentimiento de comunidad.

La verdad que no parece (esto último) algo comparable a descubrir la pólvora y sin embargo parece que constantemente nos centramos en las cosas que no nos hacen tan felices. Rivalizamos, nos enfadamos, nos sentimos víctimas en determinados momentos o nos creemos con capacidad de decidir si algo que hace alguien esta bien o mal. Lo curioso es que no estoy pensando en ninguna situación en concreto, pero si que creo que a veces dedicamos mas tiempo a pensar en relaciones destruidas que en relaciones construyéndose, en lo que hace el de enfrente en vez de en lo que yo estoy creciendo o puedo llegar a crecer, y en crecer solos, en vez de hacerlo con alguien al lado. Me da pena, y así se lo hago saber a mis amiguis cuando en una cena y con una copa de vino en la mano pienso que alguien esta en esa situación.

Peeeero, sin duda alguna lo que más más más me ha gustado del documental es el concepto de felicidad interior bruta (frente al producto interior bruto) que se han inventado en una pequeña islita en japón (creo, no recuerdo bien si era japón la verdad) tras saber que su país es el más infeliz del mundo, donde hay gente que muere por tristeza profesional. Es que en el documental hay un caso concreto de eso, es muy muy heavy.

Me encanta la idea de cultivar la felicidad interior bruta. Sentarte en una silla y escribir las cosas que te llenan, el tiempo que tienes para ellas, lo feliz que eres con esto o lo otro. Escuchando música, ayudando a alguien, viajando, ahorrando, comprandote una alfombra o tomándote un helado en pleno invierno. Tus sobrinos, tus hermanos, tu novio un domingo por la tarde o la conversación diaria con tu madre a la que a veces renuncias porque no puedes mirar el teléfono ni un segundo más sin estamparlo con la pared. (Con dulzura… )

Tienes una responsabilidad enorme, un 40% de tu felicidad depende de tí y solo de tí, me parece que si casi la mitad de lo que eres está en tus manos, tienes que dedicarle, por lo menos, la mitad de tu tiempo. Parece justo, ¿no? la recompensa parece buena, muy muy buena.

Pd. Lo que cuentan en el documental no es una ciencia, o eso creo, pero casi en todo estoy de acuerdo con ello y me apetecía compartirlo.

Pd.2. Mi trabajo me hace muy feliz, pero a veces, cuando me saturo, me viene bien recordar que supone un 10% de mi felicidad, así que no está de más respirar hondo y relajarse. Todo pasa y se soluciona, seguro, y puedo dedicar energías al restante 40%.

Besiño gigante!

  1. Lariña! Como me gusta que escribas! He de buscar el documental, así podremos intercambiar opiniones, me resulta un poco triste pensar que el 50%es intrínseco…yo diria que un poco genético incluso, pero no hay nada que no se pueda mejorar trabajando. Después del post de hoy, he decidido escribir ya mi lista de propósitos 2017, suerte que tengo una nueva agenda petite para guardarlos y no perderlos de vista.

    Besis

  2. Te quiero ❤️
    Siempre has escrito muy bien,pero ahora en tu día a día se refleja más ,lo que dices,y esa alegría nos hace súper happy
    ????????????

Responder a Papi Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>